La publicación de estos apuntes sobre Historia Argentina, no tienen otra pretensión que prestar ayuda, tanto a estudiantes como a profesores de la materia en cuestión.

Muchos de ellos, simplemente son los apuntes confeccionados por el suscripto, para servir como ayuda memoria en las respectivas clases de los distintos temas que expusiera durante mi práctica en el Profesorado. Me daría por muy satisfecho si sirvieran a otras personas para ese objetivo.

Al finalizar cada apunte, o en el transcurso del mismo texto se puede encontrar la bibliografía correspondiente a los diferentes aspectos mencionados.

Al margen de ello invitaremos a personas que compartan esta metodología, a sumarse con nuevos apuntes de Historia Argentina.




Profesor Roberto Antonio Lizarazu

roberto.lizarazu@hotmail.com



lunes, 20 de junio de 2016


PARADIGMAS HISTÓRICOS DE LA GEOPOLÍTICA – Gral. Martín Miguel de Güemes – El valor del Soldado Argentino.

Por: Licenciado Jorge Nelson Poma.

La geopolítica constituye una simbiosis de asignaturas, desde la filosofía política hasta la ciencia y tecnología, nuestra historia reviste de grandes protagonistas, que fueron modelando la evolución del pensamiento geopolítico argentino.

Un valiente que vivió la vida salpicadas de luchas, victorias y derrotas, contribuyendo con fe y patriotismo a la constitución de nuestras querida Nación Argentina, sin duda y en orden al mérito, uno de los principales paradigmas del valor del Soldado Argentino, es el General Martín Miguel Juan de Mata de Güemes Goyechea y que a modo introductorio, es necesario brindar su síntesis biográfica.

Al Este de la Cordillera de los Andes, en pleno Valle de Lerma, surge una belleza sin igual y por ello hoy es denominada Salta “Las linda”, se vio galardonada un 8 de febrero de 1875, por el nacimiento de una semilla, que crecería en fe y patriotismo, esa semilla fue la “Semilla de la Libertad e Independencia”, obviamente en referencia al gran Caudillo de Salta, el Gral. Miguel Martín de Güemes.

En el seno de una familia acomodada[1], recibió excelente educación, pero su espíritu militar se fortaleció, al verse amenazadas las Provincias Unidas del Río de la Plata, por una posible invasión británica.

Es así que se enroló, con tan solo catorce años, en un Regimiento de Buenos Aires[2] pero que tenía un Batallón en Salta, y que posteriormente, fuera convocado a Buenos Aires en 1805, porque se percibía una invasión británica, que se concretó en 1806.

Luchó con hidalguía y gran valentía, tanto en la Defensa de Buenos Aires, en su Reconquista, como en la Defensa en 1807, destacándose en todo momento, a tal punto que fue protagonista de un hecho inédito, que no se conoce en otras partes del mundo, cuando durante esta última batalla, al ver un buque inglés encallado, no dudó en cargar con su caballería, tomando el buque prisionero.

De regreso a Salta y luego de la Revolución de Mayo, es incorporado en el Ejército del Norte, al mando de un Escuadrón de Gauchos, en la Quebrada de Humahuaca, con la misión de evitar las comunicaciones entre el Alto Perú[3] y el actual Norte Argentino.

Problemas disciplinarios hacen que sea nuevamente destinado a Buenos Aires, del que regresó al poco tiempo con el grado de Teniente Coronel, a órdenes del Gral. San Martín, quien se hacía cargo del Ejército del Norte.
Comienza la Guerra Gaucha en las actuales provincias de Salta y Jujuy, guerra que consistía, en intrépidas incursiones a los realistas[4], con los consecuentes derivados del desgaste y desarticulación de su logística.

Imaginemos a esos Gauchos, con sus vestimentas humildes, armados con lanza y cuchillo, montados en caballos pequeños pero ágiles montaraces, con sus guardamontes[5], salir entre espinillos y binales[6], atacando las partes menos esperadas de las formaciones y marchas, destruyendo su logística de armamentos y alimentos, no poder conciliar el sueño durante largas y agitadas noches, todo ello culminando en la decadencia en el estado de ánimo y la pérdida de la voluntad de lucha.

Todos estos detalles de las tropelías desarrolladas por el Caudillo de Salta, fueron plasmados, con exquisita sensibilidad, en las letras colmadas de talento, en el Libro “La Guerra Gaucha”, de Leopoldo Lugones[7] en 1905.

Pero más que los detalles de su biografía, tal vez interese comprender, la visión geopolítica de los hombres de Mayo, así como Belgrano en su rol del máximo héroe de la libertad e impulsor de la Independencia, San Martín como el gran estratega continental, las Provincias Unidas del Río de la Plata con su objetivo de unir a toda Hispanoamérica, en un solo bloque continental, se encontraba en una distribución estratégica continental, como sigue:

San Martín en su emprendimiento para liberar a Chile, Perú y Ecuador, mientras Artigas como Protector de los Pueblos Libres, se ocupaba del Continente de Entre Ríos[8], como solía llamar a su jurisdicción, El Gral. Martín Miguel de Güemes en Salta y Jujuy, con su famosa Guerra de Guerrillas, Guerra Gaucha o Guerra Revolucionaria, como quieran llamarla, pero nuestro Norte estaba en sus manos, también Juana Azurduy en el Alto Perú, luchando por la libertad, en tanto que en el actual Litoral Argentino, el Gral. Andrés Guacurarí, combatía ferozmente por su defensa y recuperación, contra los portugueses, todo esto en una perfecta coordinación, que hoy en día con todos los medios, resultaría difícil de concretar.

Pero todo el esfuerzo desarrollado por estos verdaderos titanes de la libertad e independencia, se veía opacado, por la traidora política pro británica ejercida por Rivadavia[9], con actos y actitudes que lo convierten en un innombrable perduellis[10].

Entre los más repudiables, podemos contar entre ellos, la promulgación de la Independencia de la Banda Oriental del Río de la Plata como país tapón, en obediencia a los designios establecidos por su graciosa majestad británica; o peor aún, luego de las sacrificadas campañas de Juana Azurduy primero y el Gral. Sucre después, cuando logra este último brindar la libertad del Alto Perú, se presenta[11] ante Rivadavia para ponerse a las órdenes del las Provincias Unidas, a lo que Rivadavia lo denigra expresándole que no es de interés de Buenos Aires, incorporar el Alto Perú a las Provincias de marras.

Por lo señalado, es que queda cercenado el territorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata, el Alto Perú y su conexión con el actual Perú, Ecuador, etc., los británicos a través de Rivadavia, logran la balcanización o desintegración del territorio de la hispanidad, desde Méjico hasta la Antártida, nada de ello se podría lograr, sin el entregador o perduellis de turno.

Hoy los británicos continúan la lucha por hacernos sumisos, pobres y dependientes, como dijo A. Jauretche “Malo es el gringo que nos compra, pero peor es el criollo que nos vende”, hoy las Sucursales Piratas en Argentina, siguen combatiendo con otros tipos de armas, en las llamadas Guerras Blandas, como lo es la esclavitud a través del dinero, la destrucción de la industria nacional, la devastación de nuestros mares, la apropiación de nuestras riquezas, etc.

Todo ciudadano de bien y como deber de estricta justicia, miremos en nuestro espejo al Gral. Martín Miguel de Güemes, como Paradigma de la Geopolítica Argentina, rescatemos sus valores, su valentía y convicciones, recordando a uno de los máximos ejemplos de ética en el pensamiento nacional, Raúl Scalabrini Ortiz, quien manifestó que “Los británicos hacen de nuestra ignorancia, el pedestal de su poder”.
Aquel 17 de junio de 1821, nuestra amada Patria Argentina, pierde al Caudillo de Salta, pero su ejemplo hace que en estas vísperas del Bicentenario de la Independencia, sea reconocida esta fecha como una Fecha Patria, con los honores que se derivan y que deben ser desarrollados en todo el territorio nacional.

¡Argentina, levántate y camina!





[1] Padre español y madre jujeña. Wikipedia.
[2] Regimiento Fijo de Infantería de Buenos Aires, formado por españoles y criollos que gozaban de los mismos derechos que los españoles. Su cuartel central estaba ubicado en lo que hoy se denomina en Buenos Aires “La Manzana de las Luces”. Wikipedia.
[3] Actual Bolivia.
[4] Realista: término derivado de Reales y Leales al Rey de España.
[5] Guardamonte: protectores de cuero que se colocan delante de las piernas del jinete evitando que los espinales los lastimara.
[6] Espinillo es un árbol de no más de 4/5 metras con espinas en sus ramas y los binales, son árboles o arbustos de espinas muy grandes y peligrosas, especialmente para los ojos del ganado.
[7] Cordobés de Villa María (13 de junio de 1874 – 18 de febrero de 1938), periodista, político y escritor. Wikipedia.
[8] Integrado por las Provincias de Banda Oriental, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe, Corrientes y Misiones.
[9] Bernardino Rivadavia: primer Presidente de las Provincias Unidas del Río de la Plata y primer perduellis.
[10] Perduellis: enemigos internos de la Patria Argentina.
[11] Se presenta o envía un emisario, no lo recordamos bien por haber sido expresado en una disertación del Dr. Cuello en nuestro Centro de Estudios Geopolíticos y Estratégicos de Misiones “Gral. San Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada